SCHÄR COLORES ZARAGOZA

Derrota con sensación de progreso.

Alba Rubio se prepara para un lanzamiento. Fotos facilitadas por NOEMI @bizkaiaeskuloia

Compromiso con la causa  y velocidad en el juego. Con esta actitud y cualidad, el Schär Colores Zaragoza dio inicio  el partido que tenía aplazado ante el Kukullaga Etxebarri correspondiente a la primera jornada de liga en el que terminó cayendo derrotado por un ajustado 28-27. 

Las de García Fernández-Velilla firmaron sin duda y pese a la derrota el mejor partido en lo que va de temporada, dando muestras claras  sobre todo en la primera mitad, lo que puede dar de sí este equipo si es capaz de imponer ese ritmo de juego a cualquier rival que tenga enfrente durante los sesenta minutos que dura un encuentro. Una portería efectiva, una defensa que pese a su juventud -con lo que supone su inexperiencia- se va amoldando poco a poco a la categoría,  y  un contraataque que puede llegar a ser demoledor ante conjuntos de más centímetros y kilos pero menos pulmón, puso el ritmo a un partido donde las acciones individuales de su primera línea liderada por Linda Achaa, Alba Rubio, Natalia Lázaro y compañía , lograron sorprender a un Kukullaga Etxebarri que fue a remolque durante prácticamente casi toda la primera mitad.

 La zaga vasca tuvo muchos problemas para sujetar a Linda Achaa, que bien desde la distancia o traspasando el muro local  planteado de 5:1, lograba alcanzar la línea de los seis metros para ejecutar sus lanzamientos, mientras que por el otro lado, a la contra y  gracias al buen hacer de la defensa y portería zaragozana, Nazaret Calzado daba muestras de su calidad en la definición de sus dos primeros tantos. Irati Vázquez, máxima artillera del conjunto local en lo que va de temporada, tiró del carro de las suyas  siendo la autora de los dos primeros goles de su equipo para situar  en el minuto cinco el 2-3. Pero el Schär, claro dominador durante casi toda este primer periodo, continuó incrementando su ventaja para situar el 4-7 en el minuto doce, algo que sin duda por resultado y juego no le gustó a Mikel Martín, técnico del “Kuku” , que  solicitó el primer tiempo muerto del partido.

A poco de iniciarse el choque,  las locales lograron recortar distancias gracias a la transformación del primero de los ocho lanzamientos que tuvieron desde los siete metros durante todo el partido. Las fuerzas poco a poco se fueron equilibrando entre los dos conjuntos, basando su juego en velocidad para generar rápidas contras.

Con el 7-11 en  el  diecinueve,  el conjunto vasco cambió su defensa a una 6:0 con la intención de generar menos espacios al ataque visitante, dando resultado ante un Schär Colores Zaragoza que comenzaba a precipitarse y ser irregular en su juego. En ataque la conexión vasca con su pivote y extremos cobró protagonismo logrando recortar distancias a la renta zaragozana, de tan solo dos evitando  Elvira Villarreal que la renta fuera mínima al logrando detener en el minuto veintidós  un lanzamiento desde los siete metros a Paula Molano, reflejando el marcador un 11-9.

De ahí hasta llegar al descanso fue un partido donde se alternaron las ocasiones y  los goles por parte de los dos equipos, sufriendo mucho más en este tramo final el Schär, que  veía  como la presión agobiante de la defensa vasca cuando estaba en inferioridad numérica por la exclusión de sus jugadoras Ana Azagra y  Laura Bazco casi al término de este primer tiempo no le dejaba desplegar cómodamente su ataque.

 El último minuto castigo en demasía el esfuerzo derrochado por las zaragozanas, viendo como Andrea Fernández primero,  y Ariane Pedrosa por partida doble después, se encargaron de poner las tablas nuevamente en el electrónico, llegando al descanso 15-15

La segunda parte a la que dio inicio el Schär con una jugadora menos no empezó mucho mejor. Un nuevo tanto para las locales le daba la vuelta  a un partido que había controlado durante muchos minutos,  en el que  para colmo recibiría una nueva exclusión. Alba Rubio instauró nuevamente el empate pasado el minuto dos, (16-16). Desde ese momento y  hasta la finalización se acumularon numerosas pérdidas por parte de uno y otro equipo en un partido que fue un auténtico festival goleador. El Schär Colores Zaragoza logró situar el empate a falta de cinco minutos (27-27), pero Irati Vázquez, la misma que marcó el camino de las suyas en el inicio, respondió con un nuevo tanto a falta de cuatro.

El Schar tuvo la oportunidad de imponer justicia en el marcador final con el tiempo cumplido en un último lanzamiento que Linda Achaa, de fuerte disparo, estrelló en el larguero.

Resultado final 28-27