SCHÄR COLORES ZARAGOZA

Un punto en campo complicado

ÁFRICA PEINADO en foto de archivo. C. Palacios

Lo que podía haber sido una victoria holgada en el resultado final para el Schär Colores Zaragoza ante el Balonmano San Adrián, se convirtió en los últimos cinco minutos del partido  en un simple empate tras recibir por parte del conjunto vasco  un sorprendente parcial  de 6:0  al que no supo cómo reaccionar. Punto positivo  en el resultado para el sabor agridulce de un partido donde el Schär Colores Zaragoza hubiera sido justo vencedor.

El choque jugado en el Polideportivo El Fango de Bilbao, dio inicio con un Schär Colores Zaragoza bien posicionado en defensa y sobrado de actitud, para medirse ante  un Balonmano San Adrián que llegaba en racha positiva de resultados a este partido con dos victorias consecutivas en las últimas jornadas ante el Gurpea Beti-Onak  y el Unizar Dominicos. 

No tardó mucho en mostrar sus cartas para este partido el conjunto aragonés, donde quiso llevar las riendas del encuentro desde el primer minuto  proponiendo una defensa de 5:1 que se mostró muy sólida durante casi todo el encuentro y donde Silvia Barrera, en el eje central de la defensa, ejerció muy bien su papel como jerarca de la zaga zaragozana. En ataque correr, y mucho, en primera o segunda oleada, daba igual. El conjunto de García Fernández-Velilla salió sin complejos para enfrentarse a un conjunto mucho mejor posicionado en la tabla clasificatoria que le doblaba en victorias y puntos, al que  logró sorprender con su primer “zarpazo” cuando aún no había transcurrido el primer minuto de juego aprovechando la primera perdida de balón del San Adrián. Un pase, solamente uno,  hizo falta para que Natalia Herce a la contra enviara el primer balón a la red de la portería rival a pase de la portera valenciana África Peinado , de la que hay que destacar tuvo un rendimiento en este  partido de sobresaliente (0-1).  La siguiente que tuvo el equipo de casa fue casi un calco de su primer castigo visitante,  aunque esta vez su repliegue defensivo estuvo más rápido para que Alba Rubio, máxima artillera del conjunto aragonés en este partido con seis tantos, no recibiera el primer balón al que seguro tenía intención de poner su firma. 

El Schär Colores Zaragoza fue a Bilbao con ganas de correr y de vencer,  y eso se notó desde el inicio del partido. 

En ataque posicional también dio muestras claras el Schär Colores Zaragoza de que su primera línea formada   en este inicio por Natalia Lázaro como central , Alba Rubio y Linda Achaa por sus laterales,  funciona cada vez mejor, mostrando capacidad suficiente para elaborar buenas jugadas entre ellas así como también enlazar con la segunda línea ofensiva del equipo para transformar tantos de gran factura, bien desde el pivote como lo hizo Biti Ndiaye en el segunda tanto, o por los extremos con Natalia Herce o Nazaret Calzado al acecho. Pero ante la situación inesperada y adversa el Balonmano San Adrián  no se arrugó, no es un equipo que se deje impresionar, volviendo a situar el empate en el electrónico  en el minuto tres (2-2). La escasez de goles hasta llegar al primer tiempo muerto solicitado por el banquillo local fue debido a dos cosas. La primera por la cantidad de balones perdidos por parte de las locales ante la buena defensa maña mencionada,  y la segunda porque un Schär Colores Zaragoza claro dominador del choque no acertaba en sus lanzamientos desde la distancia o bien se encontraba con una Mercedes Fernández en la portería local que también tuvo su protagonismo en este encuentro.

Aun así, con insistencia, constancia y tesón las visitantes pusieron el 2-4 en el minuto ocho.

Después del pequeño paréntesis solicitado por el banquillo local, el partido fue cogiendo algo más de ritmo, igualando la contienda a cuatro el San Adrián en el catorce con un gol de Izaskun Turrion al que África Peinado poco pudo hacer. Respondió él Schär casi de manera inmediata, transformando Nazaret Calzado desde el extremo derecho  un  gol “marca de la casa” que ponía por delante nuevamente al conjunto aragonés (4-5).  

Las porterías fueron cobrando protagonismo con sus numerosas intervenciones, a la vez que la defensa local ganaba  más  intensidad ante un conjunto zaragozano que pese a la buena continuidad de su juego comenzaba a ver cómo los colegiados alzaban sus manos en aviso de pasivo. La mixta individual de Sofía Alejandra sobre Linda Achaa en este periodo tampoco ayudó.

 Pasado el ecuador de esta primera mitad llegó la primera exclusión para el Schär, Biti Ndiaye fuera. El equipo se quedaba con una menos y con esa desventaja en jugada posterior las locales  nuevamente situaban el empate (5-5). La segunda exclusión llego en el veinte, esta vez sobre la central Alba Rubio, notando el equipo su ausencia en ataque. 

África Peinado se hizo grande o la portería la volvió un poco más pequeña -llamémosle como se quiera- al detener un lanzamiento desde los siete metros  a Sara Martín, que con fuerza, picado y abajo a la derecha no pudo batir a la valenciana que acertó en las intenciones de la jugadora vasca.  Aun así, el Balonmano San Adrián continuo insistiendo  en ponerse por delante en el partido ante una defensa zaragozana que no estaba dispuesta a regalar nada .En el minuto veintiuno  Garoa Sarrionandia-Ibarra desde el extremo izquierdo lo materializo,  situando  la renta mínima favorable para las de casa con un  6-5 en el electrónico que provoco el primer tiempo muerto solicitado por parte del banquillo visitante.

 De ese momento y hasta la finalización de este primer periodo, el Schär Colores Zaragoza logró ponerse por delante en el marcador en un par de ocasiones,  igualando de la misma manera la contienda el San Adrián, que a falta de treinta segundos para la conclusión de esta primera parte, se marchaba  uno arriba con un gol de Irune Fernández.

Al descanso 10-9.

El segundo acto no pudo empezar de mejor manera para él Schär, o peor para el San Adrián, que veía como el equipo zaragozano casi como un calco del inicio del partido les castigaba con un  parcial de 1:4  en los primeros ocho minutos de juego de esta segunda mitad para volver a ponerse por delante en el electrónico  con autoridad (11-13). La defensa continuaba manteniéndose firme en no permitir las incursiones de las jugadoras locales, la portería seguía desbaratando algunos lanzamientos peligrosos y cualquier pérdida o robo de balón él Schär lo transformaba en una nueva ocasión para generar una contra , y si no, de manera más pausada, generaba una nueva jugada que definían con mayor o menor acierto sobre el cerco rival. De una manera u otra el conjunto zaragozano llevaba las riendas del encuentro. Como en la primera mitad y casi en el mismo minuto, Gregorio Villoría, técnico del equipo local, volvió a solicitar tiempo para reorganizar a su equipo para intentar que los males no fueran a mas.

Apareció Sofía Alejandra en la reanudación, jugadora del San Adrián, protagonista de la segunda parte y del partido con sus ocho tantos conseguidos, sirviendo sus  dos primeros para igualar el partido antes de que fuera excluida en el minuto 11 (13-13).  Pero el Schär Colores Zaragoza lejos de dejarse impresionar , continuo a lo suyo firmando un partido que nadie hubiera imaginado. Otros seis nuevos tantos transformados por dos del equipo local con la misma protagonista obligaron a solicitar un nuevo tiempo muerto de las locales para intentar curar una herida que cada vez iba a peor. 15-19 minuto dieciocho. El buen hacer del conjunto maño se extendió hasta el veinticinco, donde llegó a alcanzar la mayor renta del partido (17-23), obra de Alba Rubio, pero a partir de ese momento pasó lo que nadie podía imaginar, el Schär Colores Zaragoza se bloqueo. 

 El San Adrián en su último intento de coger aire planteó una defensa individual a todo el equipo aragonés que se agravó con la exclusión de Alba Rubio casi en el veintiséis, recortando su desventaja a falta de tres minutos a tres (20-23). García Fernández-Velilla intentó calmar a las suyas con su último tiempo muerto solicitado casi de manera inmediata,  pero los nervios y la presión,  pudieron con las jugadoras aragonesas que se vieron superadas ante tal situación, perdiendo algunos balones que sirvieron para que el Balonmano San Adrián firmara el empate de un partido que pocos minutos antes daba por perdido. 

 Un García Fernández-Velilla afectado por el resultado, destacó en la finalización del encuentro el progreso evidente en el juego de su equipo las últimas jornadas aunque los resultados no hayan sido lo esperado. “Podemos pensar con este resultado y después del desarrollo del partido que  hemos perdido un punto, y puede que sea así. Pero quiero ser positivo pensando que hemos empatado con un equipo que es  siempre muy complicado y que está situado mucho mejor que nosotras en la clasificación. El equipo está demostrando  con el transcurso de las jornadas que se está asentando en la categoría a buen ritmo y que es un equipo con una progresión evidente, y eso siempre hay que destacar y valorar. Lo importante ahora es pensar en el encuentro del próximo sábado donde nos mediremos  a un rival directo como es el  Omega Peripherals Basauri, donde nuestra seguridad y confianza de ser un equipo en evolución positiva  constante, tenemos que intentar plasmarlo con una victoria en nuestra casa”.

Resultado final 23-23.