SCHÄR COLORES ZARAGOZA

El Schar Colores Zaragoza cierra la pretemporada con una derrota en Tudela ante el Beti Onak (33-24)

Lila mueve la pelota de un costado a otro.

El Schar Colores Zaragoza ha cerrado la pretemporada en Tudela con su último amistoso ante el Beti Onak. En un choque que comenzó igualado, finalmente las chicas de Míchel Martín han caído en el Palacio de los Deportes del municipio navarro por 33-24. 

El choque comenzó igualado, con los dos equipos tanteándose. Tanto fue así que el marcador apenas dejaba distancias de uno o dos goles, siempre para las jugadoras locales. Las aragonesas, no obstante, supieron sujetar el marcador y a sus rivales y después de ese comienzo con el marcador en contra durante casi un cuarto de hora, supieron poner las tablas en el electrónico e, incluso, darle la vuelta al marcador. 

Guiadas por una excepcional Lila, que ofreció alternativas en ataque, tiró de calidad técnica y, por supuesto, aportó gol, el Schar Colores Zaragoza también supo ponerle la intensidad necesaria en un choque ante un rival rodado, con poso y que a buen seguro este curso estará en la zona alta de la tabla

Esa igualdad, no obstante, se rompió en la recta final del choque, cuando el cuadro tudelano volvió a pisar el acelerador y volvió a poner tierra de por medio en el marcador, sumando una ventaja de hasta 4 goles a falta de 2 minutos y medio para el descanso. Un tanteador que quedó en 18-13 para en Beti Onak al final de los primeros 30 minutos tras el último parcial de 7-0 de las locales. 

El físico pesó demasiado

Ya en el segundo tiempo, las aragonesas dieron un paso adelante en el choque gracias al buen hacer defensivo y a dos goles casi seguidos de una bellísima factura de Romaaysa, desde el extremo derecho

Sin embargo, eso no ayudó a reducir la ventaja en el marcador, porque la velocidad de Beti Oniak y su precisión a la hora de finalizar, hizo que las de Míchel Martín tuvieran que redoblar esfuerzos y remar con, aún, más fuerza. 

Ese desgaste físico inicial del segundo tiempo pasó factura sobre las aragonesas que, aunque no bajaron los brazos, si que acusaron el peso de la pretemporada. Esa circunstancia la aprovechó el equipo tudelano para hacer hueco en el marcador e intentar alejarse un poquito más. 

El Schar Colores intentó sujetar ese marcador, pero el equipo navarro dominó la recta final del partido y, con una ventaja cómoda y sin presión, mantuvo su renta a base de contras. Las rojillas, mientras tanto, no le perdieron la cara al duelo en ningún minuto y siguieron buscando los huecos del rival moviendo el juego de lado a lado e intentando buscar el gol tanto desde los extremos como con el juego interior. 

Punto y final a una pretemporada en la que el equipo llega plenamente preparado para el primer duelo liguero. Únicamente dos dudas de cara a la primera jornada: la evolución en la lesión de la guardameta Mari Luz, y también pendientes de la rodilla de Clabel.

La próxima cita del conjunto aragonés será este próximo sábado, en el Siglo XXI, a partir de las 20.00 horas. Primer partido de Liga ante el Aiala Zarautz.